Google
 

miércoles, 17 de septiembre de 2014

La Paloma es vasca y es una habanera (II)


La Paloma vuelta alto en un documental televisivo

Nadie discute que la música es un lenguaje universal que traspasa idiomas, culturas y fronteras. Sin embargo, existe una canción que ha volado más alto que todas. Su lírica dice: "Si a tu ventana llega una paloma, trátala con cariño que es mi persona".

Grabada en casi 140 idiomas, La Paloma se ha convertido en la pieza más popular en la historia de la música. Y para celebrar los 150 años de su nacimiento, un grupo de cineastas alemanes ha realizado un documental que ha sido estrenado en la televisión norteamericana.

"Encontré un CD con cuatro versiones de La paloma y me intrigó la historia que se escondía detrás de la canción", explica a través de internet el Dr. Sigrid Faltin, director del documental. "Empecé a averiguar sobre la melodía y mientras más descubría, más me sorprendía".

De la pieza musical se conocen más de 2 mil grabaciones que han sido ejecutadas en todo tipo de ritmos por vocalistas y grupos de distintos géneros. La canción ha sido entonada por cantantes pop como Connie Francis, Joan Baez y Julio Iglesias, pero también por figuras del bell canto como Maria Callas, Plácido Domingo y Luciano Pavarotti.

"Poseo muchas versiones de La Paloma porque desde niño la he estado escuchando', comenta Jaime Jaramillo, coleccionista colombiano residente en el suroeste de Miami. "Es una de las canciones más bellas en la historia de la música", dice a través del hilo telefónico.

Según cuenta en el documental el crítico musical cubano Helio Orovio, La Paloma fue escrita por Sebastián Iradier, compositor vasco residente en La Habana, alrededor de 1860. Iradier habría compuesto esta habanera por encargo del prócer José Martí, como un regalo para su esposa Carmen Zayas-Bazán.

"Mi madre nunca me cantó canciones de cuna porque no entonaba muy bien, pero mi padre que era tenor aficionado, me arrullaba siempre con los compases de La Paloma", confiesa Cristóbal Díaz Ayala, coleccionista y crítico musical cubano. "Aunque nació en Cuba, la canción se ha convertido en un himno universal", comenta vía telefónica desde San Juan, Puerto Rico.

Alzando vuelo, La Paloma voló de Cuba a México, donde el emperador de origen austríaco Maximiliano I la dedicó a su esposa, la emperatriz Carlota. Según cuenta la leyenda, cuando Maximiliano I fue derrocado en 1867 y poco antes de ser fusilado, su último deseo fue escuchar esa canción que le movía el alma.

Por esta razón, muchos mexicanos piensan que la popular pieza nació en su país. La canción está tan ligada a la historia de la nación azteca que cuando en las elecciones de 2006 el candidato oficial Felipe Calderón aventajó por escaso margen al oposicionista Andrés Manuel López Obrador, miles de mexicanos entonaron La Paloma como himno de protesta.

De acuerdo con Coco Schumman, guitarrista judío de origen alemán que sobrevivió al holocausto, La Paloma se convirtió en la melodía que muchos judíos entonaban antes de entrar a la cámara de gas. La internacionalización de la canción también ha servido para que los rumanos la adopten como el himno mortuorio que entonan antes de enterrar a sus muertos y los africanos como canción oficial en las bodas.

La Paloma ha sido parte de la banda sonora de importantes películas como Hable con ella, de Pedro Almodóvar, en la voz del brasileño Caetano Veloso. Elvis Presley la interpretó en el filme Blue Hawaii, rodado en 1961.

"Crecí escuchando La Paloma como una canción de los pescadores de mi país", recuerda el cineasta Faltin. "Mientras rodaba el documental en tres continentes, descubrí que es el himno de amor más universal y humano que se ha podido crear".

Hernando Olivares
Sun Sentinel, 8 de abril de 2010.

Video: Elvis Presley en el filme Blue Hawai canta No More, versión en inglés de La Paloma.
Nota.- No dejen de leer las aclaraciones en el post titulado A propósito de La Paloma, su autor y las habaneras, el viernes 26 de septiembre de 2014 (TQ).

lunes, 15 de septiembre de 2014

La Paloma es vasca y es una habanera (I)


El documental dedicado a la canción La Paloma se estrenó en 2008, pero yo lo descubrí en un canal de la TV alemana en julio de 2014. Me gustó tanto la historia, que decidí dedicarle seis posts en el blog. A la canción, al autor y al género musical, la habanera. A continuación, el primero de los muchos textos que se pueden encontrar en internet (TQ).

Una canción hace historia

Es la canción más interpretada del mundo. Existen miles de grabaciones y se canta desde hace 150 años en todo tipo de acontecimiento en todo el mundo.

En Tanzania, La Paloma alegra los casamientos, en Rumania acompaña el lamento en los entierros y en Alemania es la canción de las fiestas. Los lectores del diario Bild la eligieron en 2003 como el "hit del siglo".

Un documental alemán estrenado el 26 de junio de 2008, en tres idiomas (alemán, inglés y español), sigue las huellas que la melodía ha ido dejando por todo el planeta. De hora y media de duración, muestra interpretaciones de La Paloma con distintos ritmos, desde la clásica habanera, pasando por el tango hasta una versión pop de Elvis Presley.

Antes de su estreno, en Alemania se publicaba un libro con cuatro CDs y se preparaba una nueva colección de grabaciones. Hoy, más que nunca, La Paloma está en la boca y en los oídos de todos.

Es una canción que se adelantó a la globalización, en una era en la que todavía faltaba más de un siglo para la irrupción de internet. Según los estudiosos, fue compuesta y escrita alrededor de 1860 -aunque no existe unanimidad con respecto a la fecha exacta-, por el músico español Sebastián Iradier y Salaberri, nacido el 20 de enero de 1809 en Lanciego, Álava y muerto en 1865 en Vitoria, en el actual País Vasco.

Iradier comenzó su carrera musical en Madrid, donde colaboró con diferentes zarzuelas. La vida lo llevaría más tarde a París, donde fue profesor de canto de la emperatriz Eugenia de Montijo, condesa de Teba, esposa de Napoléon III. Luego de una visita a La Habana compuso la canción que lo inmortalizaría: La Paloma. Su música corrió como reguero de pólvora.

En muchos países, desde México y España, hasta Hawai, pasando por Alemania, Rumania y Tanzania, la canción tiene estatus de melodía tradicional.

¿Por qué mueve a tantos seres humanos de las más diferentes culturas a derramar lágrimas? Seguramente una de las claves es la combinación de su melodía sencilla y pegadiza, pero sumamente original, con temas universales como la separación, la soledad, el amor y la muerte.

El documental alemán La Paloma intenta desvelar el secreto de la canción. Y se llega a la conclusión que otra de las claves de su irresistible éxito es su capacidad de adaptación. En Hamburgo se cree que es una canción marinera y se la toca en bodas. En esa ciudad portuaria, La Paloma marcó un récord mundial que le valió una entrada en el Libro Guinness de los Récords: el coro más grande del mundo, compuesto por 88,600 personas, la cantó allí el 9 de mayo de 2004.

Entre los cantantes famosos que han interpretado La Paloma se encuentran Joan Baez, Maria Callas, Bing Crosby, Julio Iglesias, James Last, Dean Martin, Mireille Mathieu, Nana Mouskouri, Charlie Parker, Luciano Pavarotti, Pérez Prado y su orquesta, Elvis Presley (con el nombre No More), Caterina Valente, Billy Vaughn y Harry Belafonte.

La editorial Marebuchverlag editó en Hamburgo un libro titulado La Paloma, con textos de diversos músicos alemanes, 120 fotos en colores y una discografía comentada de la canción en versiones clásicas, de jazz, pop, rock y música popular.

Pablo Kummetz
Deutsche Welle, 28 de mayo de 2008.

Nota.- No dejen de leer las aclaraciones en el post titulado A propósito de La Paloma, su autor y las habaneras, el viernes 26 de septiembre de 2014 (TQ).

viernes, 12 de septiembre de 2014

Sobre exclusivas y "palos periodísticos"



Cuando en noviembre de 1996 los periodistas independientes Iván García y Juan Antonio Sánchez, quien le acompañaba como 'fotógrafo', cogieron un "camello" rumbo al domicilio de Orlando El Duque Hernández, cercano al aeropuerto de Rancho Boyeros, dieron un 'palo periodístico'.

Iván le puso un título que resultaría profético: "La única puerta que el gobierno me ha dejado abierta es la del destierro". En diciembre de 1997, El Duque abandonaba ilegalmente la isla. Doce años después de aquel primer 'palo periodístico', Iván volvería a dar otro con Dieciséis minutos con Leire Pajín.

En los 18 años que lleva escribiendo, Iván ha realizado entrevistas exclusivas a cubanos famosos residentes en el exterior, como Zoé Valdés, Jorge Luis Piloto y Arturo Sandoval, entrevistas que tienen más mérito porque no las hizo conversando con ellos personalmente ni por teléfono o vía Skype. Las tres las realizó a través del correo electrónico y, por lo tanto, resultaron muy económicas.

Menos complicadas fueron las conversaciones con Timothy P. Roche, cónsul general de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba; con los disidentes y ex presos políticos Vladimiro Roca, Arnaldo Ramos y Jorge Olivera. O con Humberto, pequeño empresario habanero que por primera vez hablaba para un periodista.

Iván también ha publicado otros trabajos novedosos de corte histórico-musical: Cuando Billy Joel levantó tres días el embargo a Cuba, La sangre cubana de Rubén Blades y Eusebio Delfín, el aristócrata cubano que hacía canciones. O la cobertura que hizo para El Mundo de la rueda de prensa que el equipo realizador de Siete días en La Habana, encabezado por Benicio del Toro, diera en el hotel Meliá Cohiba en marzo de 2011.

El verdadero periodista no vive pensando en exclusivas ni 'palos periodísticos'. Lo inédito aparece cuando menos te lo esperas y mientras estás trabajando. Es lo que me pasó en octubre de 1988, cuando estaba realizando un programa Puntos de Vista sobre la pelota, tema que me había sugerido Iván, fan al béisbol desde que tenía 2 años.

Para hacer algo distinto, en el guión de grabación había incluido puntos de vista que sobre la pelota tuvieran figuras de otros deportes y del mundo artístico. Por eso nos fuimos a Marianao, al Pedro Marrero, en busca de opiniones de futbolistas que se entrenan en ese estadio. Pero cual no sería nuestra sorpresa al encontrar sentado en las gradas a Javier Sotomayor, quien unos días antes en Salamanca, España, había saltado 2,42 metros, implantando un nuevo récord mundial. Por supuesto, lo entrevistamos.

Durante los 20 años que fui colaboradora de Bohemia y los 14 que trabajé como periodista de los servicios informativos de la televisión cubana, se me presentaron muchas oportunidades como la de aquella tarde en el Pedro Marrero. Entre otras que ahora recuerdo, las veces que corriendo pude entrar en el NTV de las 8 de la noche, considerado el 'estelar' en Cuba, con declaraciones de Pablo Milanés tras el lanzamiento de su disco Querido Pablo, o de los brasileños Jorge Amado, Nelson Pereira dos Santos o Daniel Filho, director del serial Malú Mulher.

Mi labor más exclusiva y perecedera ha quedado impresa en las páginas de la revista Bohemia, desde la investigación sobre la piel del tiburón hasta la existencia de un comité de alemanes antifascistas que funcionó en La Habana durante los años de la Segunda Guerra Mundial. O los dos años que entre 1991 y 1993 dediqué a investigar sobre las estancias habaneras del director austríaco Erich Kleiber, su familia y la Orquesta Filarmónica de La Habana. Como de una pesquisa sale otra, de la dedicada a los Kleiber salió la de Gilbert Chase.

De los publicados en los ocho años que escribí como periodista independiente desde La Habana (1995-2003), destacaría uno 'folclórico': El boom de la Y, publicado en enero de 2002.


Cuando en 1996 Iván creó la sección Minideportivas de Cuba Press, que se mantuvo hasta 1999, no imaginó que estaba haciendo un aporte al periodismo independiente cubano. Además de notas e informaciones semanales, escribió comentarios deportivos, como Rueda la cabeza del 'príncipe de las alturas'; El regreso del 'mago' Mesa y El fútbol disipa las penas. En otros casos, no faltaron denuncias políticas como en El reverso de las medallas; Béisbol, intolerancia y otros demonios y Los Orioles y la tozudez castrista.

Más que exclusivas y 'palos', lo que importa es la dedicación cotidiana y silenciosa al periodismo, un oficio que debe ser ejercido con vocación, humildad y desinterés.

Tania Quintero

Foto: Orlando El Duque Hernández, protagonista del primer 'palo periodístico' que dio Iván García en noviembre de 1996. Tomada de Homestand Blog by Yankees Magazine.


miércoles, 10 de septiembre de 2014

Un tweet, Oswaldo Payá, Iván García y la verdad



Tweet que el 7 de agosto de 2014 envió Orlando Luis Pardo Lazo, más conocido por OLPL:

Era de esperar. Lo único que como se trata de un personaje estrambótico, utilizó el verbo lapidar.

En realidad, quienes en 2009 lapidaron a Payá fueron ellos, los entonces 'alumnos de la academia blogger', empezando por su 'directora', continuando con OLPL y terminando con un tipo que en un email me dijo que se alegraba de que Iván en El Cristo del Cerro, le hubiera contestado a ese "comepingas". Porque en esos términos algunos entonces se referían a Oswaldo Payá Sardiñas.

A diferencia de aquéllos que insultaban y no tenían el valor de dar la cara, Iván tuvo la honestidad de decirlo públicamente. Cuando hace dos años asesinaron a Payá, alguna de esta gente tuvo la desvergüenza de ponerse pulóvers blancos con el rostro del líder del Movimiento Cristiano Liberación, hacer la señal de la L y como buenos hipócritas que son, fueron a su velorio y entierro. Y ahí lo dejo.

En Censurar al periodismo incómodo, Iván no lapida a Yoani Sánchez. No le hace falta. Ella se está lapidando sola, por su ego y su sed de fama, dinero y poder.

Una aclaración. Cuando Iván asistió a varias clases de la 'academia blogger' (al no asistir a todas, no le dieron diploma), cursillo que en el verano de 2009 tuvo lugar en el apartamento de la bloguera, acumulaba más de trece años de experiencia como periodista independiente: comenzó a escribir a fines de 1995 en Cuba Press, la más profesional de las agencias de periodismo independiente creadas en la isla hasta la fecha.

Otra aclaración. Por los mismos días en que Yoani Sánchez realizaba su 'academia blogger' en el piso 14 de su edificio en el Nuevo Vedado, sin que la policía política impidiera que semanalmente una veintena de amigos y conocidos se reunieran para aprender a hacer un blog, donde se supone escribirían contra el gobierno, no muy lejos de allí, en la vivienda de mis primos Vladimiro Roca Antúnez y Lázaro Yuri Valle Roca, a un grupo de integrantes de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, entre éstos la disidente Martha Beatriz Roque Cabello, durante 40 días la Seguridad del Estado no les permitió salir y a diario tuvieron que soportar bestiales actos de repudio.

En ese momento, no solo no recibieron apoyo moral de la bloguera ni sus 'alumnos', si no que dos años después, hubo quien se burló de los opositores. Por eso el 2 de septiembre de 2011 en mi blog publiqué ¿Por qué en esa foto Martha Beatriz y Vladimiro Roca aparecen así, desmadejados?.

Como 'papelito habla', a continuación reproduzco la pregunta que hace dos años Zoé le hiciera a Iván y la respuesta que él le dio, en una entrevista publicada el 31 de agosto de 2012 en Zoé en el Metro:

Zoé: En 2009, cuando ocurre la eclosión de los blogs cubanos en la isla, los nuevos comunicadores que en aquel momento no se llamaban opositores ni disidentes, polemizaron con Payá, ¿cómo fue eso? Porque a algunos nos llegaron ecos, pero el único que asumió y escribió un artículo titulado El Cristo del Cerro fuiste tú. Hoy pareciera que ninguno de ellos tuvo un dilema con Payá.

Iván: En lo personal, respeto la ética y sólidas convicciones de Oswaldo Payá Sardiñas. También reconozco su meritoria labor al frente del Proyecto Varela. Discrepaba con Payá por sus métodos al enfrentar la autocracia. Soy de los que piensa que usando las mismas armas del gobierno poco se podrá alcanzar. En 2009, Payá emitió un documento en los que enjuiciaba -a mí me pareció que incluso daba órdenes- a los blogueros alternativos.


En ese momento yo pertenecía a la plataforma Voces Cubanas y me sentí aludido. Le respondí con ese artículo de opinión. Era mi criterio. No soy hipócrita. Sucede que en Cuba la gente se toma las críticas como una ofensa. Es una rara manera de interpretar el concepto de democracia. La frase con la cual terminé el texto se la repito a veces a ciertos disidentes que me miran con cara de perro: “Yo no soy el enemigo”.

Pese a la fama de loquibambio de OLPL y su manía de retratarse encuero u orinando la bandera cubana, Iván fue el único 'bloguero' que le dedicó un post. También fue el único 'bloguero' que escribió sobre sus colegas en la bloguería, con más destaque, claro, para la bloguera en jefa y su marido, sin olvidar a otros, en particular a las mujeres: Miriam Celaya, Lía Villares, Laritza Diversent y Claudia Cadelo, desaparecida luego de haber sido una de las más activas y, según decían, era uña y carne de YS.

El post dedicado al estrafalario se titula La intifada de OLP y fue publicado el 20 de enero de 2010 en el blog Desde La Habana, que en esa fecha, la bloguera y su marido aún no habían censurado y sin dar explicaciones a Iván, lo sacaron de Voces Cubanas, una plataforma a la cual el blog pertenecía desde su creación, el 28 de enero de 2009.

Por cierto, en la foto de La intifada de OLP, el que parece se está lapidando, metido en un tanque vacío, de ésos que en Cuba usan en las casas para guardar agua, es Orlando Luis Pardo Lazo.

Tania Quintero

Foto: 17 de diciembre de 2002. Oswaldo Payá Sardiñas (1952-2012), a la izquierda, estrecha la mano del presidente del Parlamento Europeo, el irlandés Pat Cox, luego de recibir en Estrasburgo, Francia, el Premio Sajarov de Derechos Humanos.

Leer también: El futuro desde un calabozo.

lunes, 8 de septiembre de 2014

No estoy contra los viajes de disidentes y periodistas independientes...



Estoy contra la gastadera de dinero por gusto. Y porque no sean más cuidadosos y 'democráticos' a la hora de invitar a disidentes y periodistas independientes. Y no pase lo que ya está pasando: que un mismo grupito, una misma piñita (o piñata) se está apropiando de los viajes, igualitico que ha hecho y hace el 'sociolismo' instaurado por los Castro.

Veo en Cubanet que Carlos A. Montaner escribió España sigue siendo siendo un modelo válido de transición para Cuba. Concuerdo con él. Con lo que no estoy de acuerdo es que con la tremenda crisis económica que hay en España y Cuba, se gaste un dineral para que un selecto grupo de españoles y cubanos se siente tres días a leer ponencias y 'muelear' acerca de la transición española.

Porque como digo en Tumbar a los Castro con viajes y charlas y Cuba y los demócratas inútiles (ver en este blog los posts del 1 y 3 de septiembre) , quien se considere un disidente político y un periodista independiente bien informado, se supone que conozca lo suficiente sobre la transición española y otras transiciones y procesos que en distintos países han posibilitado cambios pacíficos y no tenga que ir a Madrid para enterarse. Y si tienen tanto interés en el tema, a través de la embajada española en la isla si no quieren gastar en un ciclo de conferencias, con entrada libre, a los interesados les pueden facilitar libros y fotocopias de textos.

Estoy también contra los disidentes y periodistas independientes (o supuestos), que no tienen suficiente preparación ni experiencia o no dominan determinados temas y aceptan convites. Con tal de viajar, 'coger un diez' y comprar pacotilla, no les importa hacer el ridículo.

Si los organizadores y patrocinadores de tales convites invitan a aquellos disidentes y periodistas independientes (o supuestos) que fulanito o menganita les sugieren por email o teléfono, porque son cúmbila de ellos y forman parte de su cofradía, ése es su problema. Pero, coño, si tu eres una persona honesta y estás consciente de que no dominas un tema, no aceptes y no vayas.

O si acabas de regresar a La Habana, luego de pasarte seis meses en un curso de la Universidad Internacional de la Florida, sé una persona sincera y di no. Y no te vayas de nuevo a Miami, a participar en una reunión de la ASCE.

De los participantes en esa reunión, me ha parecido bien que hayan invitado a Orlando Freire Santana. Orlando fue compañero de estudios de Marco, el administrador de mi blog que es ingeniero de profesión, y por eso sabía que es un tipo preparado. No me enteré por lo que sobre él escribió Jorge Ignacio Pérez.

En el año y pico que lleva en vigor la reforma migratoria de Raúl Castro, decenas de disidentes y periodistas independientes (o supuestos), con total libertad han recorrido miles de kilómetros alrededor del mundo; algunos acumulan más horas de vuelo que cualquier canciller latinoamericano y, en boletos de avión, estancias en hoteles y dinero de bolsillo, entre otros gastos, calculo que la suma supera ya el millón de dólares y/o euros, un dinero que todavía no se sabe de dónde sale.

A falta de un análisis acerca de si toda esta viajadera disidente ha resultado positiva para la lucha por la libertad y democracia en Cuba y va a ayudar a tumbar a los Castro (que lo dudo, más bien creo lo contrario: los está ayudando a perpetuarse más en el poder, porque cada vez que un disidente viaja y habla en un foro en el extranjero, está mandando una señal: de que el régimen cubano no es tan malo ni tan cerrado como el de Pyongyang), a falta de una análisis, repito, por lo que leo en la red, me parece que los viajes más positivos han sido los realizados por los 'prietos': Juan A. Madrazo, Leonardo Calvo y Manuel Cuesta Morúa (aunque en estos momentos le han prohibido salir del país) y por Antonio G. Rodiles, quien hace poco a Ban Kin Moon le entregó los documentos de la campaña Por otra Cuba.

A Rodiles públicamente le he criticado, él lo sabe. Pero debo reconocer que desde que Estado de Sats dejó de contar con la presencia de la pareja del piso 14, Estados de Sats dejó atrás el circo y el famoseo y volvió a recobrar sus objetivos iniciales. Hoy es una de las organizaciones opositoras más serias y Rodiles es uno de los disidentes mejor preparados y con más perspectivas. Un hombre de buenos modales, que sabe idiomas, habla pausado y en voz baja y sabe escuchar a sus interlocutores, sea un académico sueco o un bicitaxista de Marianao.

No menos importante para Estado de Sats ha sido el aporte de Ailer González, mujer de Rodiles y realizadora del documental Gusano, con más de 354 mil visitas en You Tube.

En el caso de los periodistas independientes, los verdaderos, ésos que llevan casi veinte años al pie del cañón (aunque siempre hay sus 'colados'), se debiera ser más justo y no invitar por amiguismo.

Que para eso existe internet y se puede saber quiénes escriben más y mejor. Y no solo los que residen en la capital: en el interior viven cubanos que escriben bien y tienen el mismo derecho a participar en eventos en Madrid o Miami y tirarse fotos en aeropuertos internacionales con su maleta de ruedas.

También allá afuera, medios y exiliados, deberían espabilarse y no darle crédito a historias, fotos y denuncias de supuestas 'palizas', 'detenciones' y 'desapariciones'.

No hay que darle 'bola' a nadie ni nada que previamente no se haya verificado. Hay que hacer lo contrario: cortarle las alas, no darle repercusión a los pícaros y chivatos que han hecho de la disidencia y el periodismo independiente un cuban way of life. Y como buenos pícaros, con la viajadera se están poniendo las botas... ¡y de qué manera!

Tania Quintero
Foto: Orlando Freire Santana en Miami, tomada de Cubanet.

viernes, 5 de septiembre de 2014

El camino de los viajes y la pacotilla



Leo en Cubanet que en la isla hay mujeres que están pariendo en otros países, para que sus hijos sean 'extranjeros'.

Son 'bichas', pero no son tontas: se van a naciones donde conceden la ciudadanía a los nacidos en sus territorios. Si dieran a luz en Finlandia, por ejemplo, para que la criatura sea finlandesa, tendrían que quedarse en el país 4 años por lo menos. En Suiza son aún más estrictos: después de 12 años de residencia permanente es que tienes derecho a tramitar la solicitud de la nacionalidad.

Es una vergüenza que haya cubanas que estén pariendo en el exterior, con tal de conseguir un certificado de nacimiento foráneo, como si eso fuera la solución de los problemas suyos y de Cuba.

Pero al menos, son sinceras y lo confiesan. Es más vergonzoso lo que hacen algunos, de meterse a disidente o periodista independiente, para conseguir un aval de refugiado político en Estados Unidos, que sigue siendo Eldorado para casi todos los cubanos.

Es más vergonzoso descubrir personas que parecían eran opositores de verdad y en el fondo lo que estaban haciendo era el paripé, para conseguir una visa con destino a la Yuma o a Europa.

Es más vergonzoso que desde que el año pasado Raúl Castro quitara el candado y la mayoría de los disidentes y periodistas independientes (o supuestos), pueden viajar al exterior, algunos opositores ahora en la cabeza tienen una maleta de rueditas, grande y fuerte, para que quepan más cosas.

Ya hay unos cuantos que acumulan más horas de vuelo que muchos cancilleres latinoamericanos. Otros, no han terminado de repartir la pacotilla entre sus parientes, y ya están de nuevo montados en un avión.

Dos meses atrás, se corrió la bola de que Mariela Castro había perecido en un accidente aéreo, pero en cualquier momento la noticia es que el fallecido es uno de estos disidentes-viajeros.

Los desconocidos han tenido que conformarse con ciudades menos 'codiciadas' (pacotilleramente hablando) como Praga, Varsovia, Lima, Buenos Aires, Cartagena de Indias, Madrid... Mientras, los 'famosos', sean blancos, negros o mulatos, solos, en pareja o con la familia, han hecho de USA su paraíso particular, sobre todo Miami, donde no necesitan hablar inglés y como hay tantas agencias y 'mulas', es más fácil mandar dinero y pacotilla a Cuba.

Los pocos que escriben sobre sus estancias estadounidenses, latinoamericanas o europeas (hasta la fecha, que se sepa, ninguno ha ido a África), suelen limitarse a los eventos en los cuales participan con mención especial a los organizadores, para dejar así abierta la puerta a un próximo convite. Poquísimos han escrito reportajes sobre los sitios visitados.

Según un viajero-disidente, "luego de pasarse uno todo el día en una reunión, cuando llegas al hotel estás cansado y no tienes ganas de salir a recorrer la ciudad y luego escribir". Sin embargo, el tiempo sí les alcanza para recorrer malls y almacenes chinos.

Se desconoce el número de disidentes y periodistas independientes (o supuestos) que a partir de 2013 han decidido mudarse a Estados Unidos, 'la tierra de oportunidades'. Tampoco de los que están preparando condiciones para más adelante quedarse.

Y menos, claro, la cantidad de chivatos que con la etiqueta de 'disidentes o periodistas independientes', el régimen envía a Estados Unidos y Europa.

De seguir algunas mujeres pariendo fuera y los supuestos disidentes y periodistas independientes, haciendo el camino de los viajes y la pacotilla, además de la larga y oscura neblina del castrismo que desde hace 55 años cubre Cuba, la isla pudiera ser envuelta por una niebla triste, como la del riachuelo.

Tania Quintero

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Cuba y los demócratas inútiles



En cuanto a enfrentar al régimen de La Habana, la actual administración demócrata ha hecho poco, mal y cada vez de forma más torpe. El último ejemplo es una información publicada en este mismo periódico.

Un grupo de 12 periodistas independientes cubanos están en Miami para tres semanas de entrenamiento, gracias a una subvención de $600,000 del Departamento de Estado.

Entre los periodistas independientes beneficiados con el programa se encuentran una dentista, un ex ordeñador de vacas, un ex estudiante de leyes, una enfermera, un químico, un ex trabajador de una imprenta y un ex teniente coronel del Ministerio del Interior. Salvo la última, todas profesiones muy honorables.

Las interrogantes surgen a la hora de considerar si vale la pena gastar más de medio millón de dólares, en este tipo de entrenamiento tan breve, y no dejar que cada cual aprenda la práctica del oficio por su cuenta, como han hecho otros periodistas independientes cubanos con anterioridad y como ocurre en todas partes del mundo.

También vale preguntarse si las universidades estadounidenses van a convertirse en receptoras de fondos gubernamentales, a cambio de cursos de corta duración cuyos resultados no dejan de ser una interrogante.

Porque tras la reforma migratoria del gobierno de Raúl Castro se ha creado la tendencia al desarrollo de una disidencia viajera, que ha logrado ampliar sus horizontes internacionales, al tiempo que ha visto reducida su influencia en la isla.

“Los opositores cubanos pudieron viajar libremente al exterior en 2013 por primera vez en medio siglo, favorecidos por la reforma migratoria del gobernante Raúl Castro, pero perdieron protagonismo en la isla, alejados de los problemas cotidianos de la gente”, informaba un cable de la Agence France Presse a finales del pasado año en este mismo periódico.

“En Cuba prácticamente no hubo expresiones opositoras en 2013, a diferencia de los años previos, cuando huelgas de hambre, ocupaciones de iglesias y otras protestas causaron dolores de cabeza al gobierno comunista. Las excepciones fueron las marchas dominicales de las Damas de Blanco (grupo formado por esposas de expresos políticos), que están autorizadas desde 2010, y las publicaciones de algunos blogueros en Internet”, agregaba la nota de la AFP.

Por supuesto que los opositores cubanos tienen derecho a viajar al exterior y elegir las tácticas y estrategias que consideren más adecuadas a la hora de hacer valer sus criterios. A ello hay que agregar que son perseguidos, golpeados y detenidos injustamente. Casi no es necesario añadir -aunque es bueno decirlo para despejar cualquier duda al respecto- que cuando estas acciones represivas ocurren deben ser denunciadas ampliamente.

No debe haber duda que su proyección internacional -y los viajes contribuyen a ello- actúa en cierto sentido como una forma de amparo y hasta incluso protección, si ello es posible en un sistema totalitario.

Pero de reconocer todo lo anterior, a colocarlos en una especie de “urna de cristal” va una gran distancia. De apoyar su lucha a catalogar cualquier crítica que se les haga como un afán de desprestigiarlos no es más que tratar de opacar la distancia que hay entre el ejercicio de la verdad -que es en resumidas cuentas el afán del periodismo independiente- y la simple complacencia, el padrinazgo y la demagogia.

No deja de existir una prepotencia imperial en ese afán de Washington de inculcar conductas, enseñar técnicas y repartir documentos como la Declaración de Derechos Humanos a los cubanos, como si el problema de la falta de derechos en la isla se redujera a un asunto de analfabetismo.

No deja de ser paradójico que la Casa Blanca se empeñe en pagarle el adiestramiento a un periodista independiente -antes teniente coronel del Ministerio del Interior- que se dedica a repartir “su boletín entre las autoridades del Partido Comunista y el gobierno de su localidad”.

Podemos entonces considerar que los funcionarios del Partido y el gobierno actúan de esa manera por falta de lecciones de democracia e informaciones de lo que pasa en el país, que ahora parece brindarles alguien que recorrió un largo dentro de las fuerzas represivas antes de dedicarse a esta encomiable labor. No es negar el derecho a rectificar, pero una rectificación pagada en una universidad estadounidense es otra cosa.

Sin embargo, más allá de la crítica ocasional al enfoque de ciertas conductas de los opositores, lo realmente significativo es cuestionarse los fines y propósitos de los gobiernos que posibilitan -y, ¿por qué no decirlo?- financian esas conductas.

Aquí en primer lugar hay que cuestionarse la estrategia de Washington, no solo en cuanto a sus objetivos sino en lo que respecta a los medios de financiamiento. Y en este caso la administración demócrata desde hace tiempo viene despilfarrando el dinero de los contribuyentes en programas de ayuda a la oposición en Cuba que solo sirven para decir que se hace algo en favor de la libertad de Cuba, cuando la realidad es que no se hace nada.

Alejandro Armengol
El Nuevo Herald, 4 de agosto de 2014.

Foto: A la izquierda, el periodista de El Nuevo Herald Juan O. Tamayo, conversando con los periodistas independientes mencionados en este trabajo, durante la visita que éstos hicieran a la redacción del diario miamense. Tomada de El Nuevo Herald.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Tumbar a los Castro con viajes y charlas



Leo en Cubaencuentro que "un destacado grupo de miembros de la oposición cubana (residentes en la isla) se ha reunido en Madrid para analizar con exministros y expertos el tema de la transición española".

Me cuesta creer que con la crisis económica existente en España y en el mundo, se gasten un dineral para estar tres días escuchando hablar de cosas que se supone un disidente y un político cubano medianamente preparado debiera conocer, por haberlo leído en libros, revistas, periódicos o visto en documentales.

Y no solamente sobre la transición española, también sobre el referendo chileno, la comisión de la verdad sudafricana, el sindicato Solidaridad, la revolución de terciopelo checa, el movimiento organizado por Aung San Suu Kyi en Birmania, así como todo lo que antecedió y precedió a la caída del Muro de Berlín, entre otros procesos que es imprescindible conocer quien se considere un disidente político.

Ya lo de la llamada 'disidencia cubana' y de ciertos exiliados no tiene nombre: pensar que van a tumbar a los Castro con viajes y charlas.

¿Y Cuba y los cubanos? Bien, gracias.

Mientras, Putin les acaba de condonar la deuda y viajó a La Habana para apuntalar aún más al régimen y con su apoyo, extender el dominio ruso en el continente americano. Un 'remake' de octubre de 1962 en el siglo veiuntiuno, sin cohetes.

Pregunto a un ex preso político y me dice que, en su opinión, la disidencia tiene que hacer todo lo contrario: "Dejarse de tanto blablabla, poner los pies en la tierra y tratar de sumar a la gente de a pie, que se la pasa echando pestes contra el gobierno. El problema es que en Cuba hay muy pocos opositores de verdad, y los pocos que hay, no viajan ni siquiera de una provincia a otra, están en su pueblo, en su barrio".

Sí, la experiencia de otros países es válida, pero cada país tiene que crear sus propias experiencias, porque cada pueblo tiene sus particularidades y es de ingenuos pretender copiar y exportar ejemplos y situaciones foráneas.

No me imagino a ninguno de los grandes políticos cubanos del siglo XX, que algunos en su momento fueron opositores, otras veces gobernantes y casi todos hombres y mujeres con un gran bagaje cultural (unos cuantos fueron excelentes oradores en el hemiciclo del Capitolio), viajando a Estados Unidos o Europa, a aprender cómo hacer política.

Tania Quintero


viernes, 29 de agosto de 2014

¿El hombre que nunca existió?



Un misterio de identidades ha caracterizado los años de la primera década del siglo veintiuno, y es el misterio, la duda, y las conspiraciones, acerca del lugar de nacimiento y la historia real de un hombre conocido entre otros nombres como Barack Hussein Obama.

Pero el caso más impresionante, y más documentado, acerca de una dudosa identidad se desarrolla en el siglo veinte, y es objeto de una investigación científica en el siglo veintiuno, encargada por la edición italiana de una prestigiosa revista norteamericana.

En el año 2009, la revista Wired -edición italiana- encargó a una renombrada investigadora de antropometría forense, la doctora Gabriella Carlesi y a su colaborador, un experto en análisis forense de imágenes y fotografías, Fracesco Gavazzeni que se encargaran de demostrar que el músico Paul McCartney no había muerto en un accidente automovilístico en 1966, como tantos afirmaban y como se creía ver en los indicios dejados por el resto del famoso cuarteto en las portadas de sus discos Abbey Road y Sgt. Pepper Lonely Hearts Club, y también en numersas canciones de los Beatles en otros albums como el White Album o Let it Be.

Los investigadores italianos, creyendo que tenían una tarea fácil ante ellos, aceptaron de buen grado el encargo de la revista. Cual no sería su sorpresa al encontrar evidencias para ellos irrefutables que apuntan a la sustitución del Beatle original por otra persona.

Lejos de apoyar o negar una u otra teoría, los científicos solo mostraron sus resultados al público lector, y el informe puede verse si uno busca en internet el artículo original en italiano “Chiedi chi era quel Beatle” que apareció en la portada del número de agosto de 2009 en la edición italiana de Wired.

Estos resultados y otras investigaciones sobre la época del accidente aparecen más detalladamente en el libro Codice McCartney, de los periodistas Alessandra Gigante y Fabrio Andreola, publicado por la serie 24/7 de la editorial Rizzoli en idioma italiano.

No haré conjeturas sobre lo que pudo haber pasado en 1966, ya que hay una nebulosa bastante densa sobre los acontecimientos, y ni si quiera se sabe a ciencia cierta si el accidente de automóvil que cobró una fatalidad fue un accidente real o simulado, o quien pudiera estar detrás de esto.

Lo que si se puede decir que el artículo de los investigadores italianos nos deja con varias preguntas: ¿Quién murió en el accidente? El Paul McCartney real, ¿murió en el accidente? ¿Es el músico que desde 1960 hasta la fecha ha cosechado tanto éxito?

Si el músico que hoy ocupa su lugar no es el Paul McCartney real, entonces…. ¿dónde esta el verdadero? ¿Quién es en realidad este hombre?

De más está que les diga que no tengo respuestas para este misterio, y que el único que tiene las respuestas es la persona que se hace llamar Paul McCartney con derecho o sin derecho a ese nombre.

Una sencilla prueba de ADN pudiera despejar todas esas dudas, pero si la revista Wired no la consiguió no la conseguiré yo tampoco.

Aunque Paul McCartney no ha sido jamás un músico del cual pueda citar una influencia o ni siquiera uno de mis músicos preferidos (en mi opinión, el más notable de los Beatles fue George Harrison, y ninguno de ellos fue un intrumentista del calibre de Brian Jones, Eric Clapton, Jack Bruce, Steve Windwood, Keith Richards, Ginger Baker, David Gilmour, Mark Knopfler, o Charlie Watts), hay que ser honesto y decir que después de 1966 Paul McCartney parece mejorar de súbito tanto en su carrera como autor como en sus habilidades como bajista.

De un estilo simple y sin pretensiones pasa a tener un toque más creativo, y sus aportes como letrista adquieren un matiz mas poético, frente al simplismo de sus letras de los primeros años de la década de 1960.

Es decir, que si hubo una sustitución entonces los fanáticos de la banda ganaron con ella. Si no hubo una sustitución, entonces Paul McCartney demuestra que antes de 1966 estaba bastante limitado y algo sucedió en ese año que le dio alas como creador.

Aunque las alas como creador las toma él cuando funda su banda Wings (alas) si bien el resultado de la música de Paul McCartney luego de la disolución de los Beatles, me parece aún menos atractivo que el resultado anterior.

A mi juicio, los músicos alcanzaron su madurez solo después de 1967 y la cima de su creatividad en 1969. Curiosamente, después de 1966 los Beatles dejan de aparecer en publico, y hay un defasaje en la salida de sus albums, siendo el último que graban Let it Be, el penúltimo en salir y el penúltimo que graban -Abbey Road- el último en salir.

Las dos caras de McCartney -el hombre y el músico- constituyen un ser humano prácticamente indescifrable desde la época en que la duda fue sembrada en la mente de los fanáticos. Hay una inconsistencia en la creatividad musical, y en el aspecto literario de sus canciones.

Esto -claro está- puede deberse a otros factores que no sean la drástica sustitución de un ser humano por otro, sino a las mismas experiencias de vida del artista. Sin duda alguna, la persona que ocupa el lugar de McCartney -original o sustituto, por igual- es un artista con méritos reales.

En el plano personal, aparentemente también hubo una evolución no muy positiva. El maltrato a George Harrison se incrementó, y también las contradicciones con John Lennon, desde el punto de vista musical y lírico. La impaciencia con Ringo Starr y su desempeño como baterista llegó a niveles insoportables. La misma actitud anterior a 1966 no hizo más que acrecentarse.

A mi juicio, el músico toca el mas bajo de los fondos cuando en su visita a Santiago de Cuba, procedente de Jamaica escribe en un libro de firmas la frase “Viva la Revolución”, dando de esta manera una bofetada a todas las personas que sufrieron represión y ostracismo por solo tener un disco de los Beatles o profesar su preferencia por la banda británica.

La visita tuvo lugar el 14 de enero del año 2000.

También estuvo en la casa de la trova de Santiago de Cuba, con un mensaje mas ambiguo. No creo que haya reconocido que tomó prestado en 1964 algo de la música tradicional cubana para su canción “And I love her”. En fin, algo a que ya estamos acostumbrados, a que los famosos tengan la libertad de “tomar prestado” sin consecuencia alguna. A ustedes dejo las conclusiones.

Doy mi opinión. Creo que no hubo accidente alguno, ni muerte de Paul McCartney o de uno de sus dobles. Sí, tenía dobles al igual que el resto de sus colegas de los Beatles. A mi juicio, todo se trató de una operación de marketing tan bien montada que debería constituir un texto clásico.

Los Beatles estaban en una encrucijada, nuevas bandas habían surgido con un sonido excelente, con unas propuestas más novedosas, y ellos tenían que impulsar un cambio; fallecido su manager, tendrían que tomar las riendas de su propio presente y futuro y hacerse de un nicho entre los aficionados a la música, que no los seguirían solo por las viejas memorias.

No cuando bandas como Pink Floyd y los Yardbirds, the Who y los Stones, estaban marcando el paso de un modo increíble, no cuando Cream, Traffic, y Fleetwood Mac ponían sus nombres para siempre en el panorama de la música de los 60.

Entonces, nada mejor que echar a rodar el rumor de la muerte de Paul. Nada mejor que sustituirlo por un doble en fotos, ya que la banda no se presentaba más en publico. Nada mejor que hacer creer al publico que había una conspiración y un misterio, todo por elevar las ventas. Y sí, uno puede mejorar mucho en un instrumento musical con mucha práctica en poco tiempo, y también la voz puede cambiar al recibir educación de canto, pronunciación y clases de declamación.

Naturalmente, la ciencia encuentra una diferencia enorme entre el doble que le suplanta para fotos -quizás aún hoy- y el propio músico. No son la misma persona, lo cual no quiere decir que uno de los dos haya muerto. Los cazadores de indicios, los fabricantes de hipótesis y los teóricos de las conspiraciones encuentran “pruebas” por todas partes, en las portadas de los discos, en los videos y las letras de las canciones.

Pero esto también cae por su propio peso. Si uno quiere guardar un secreto no da indicio alguno de la verdad. Estos indicios, sin embargo, conducen a una parte del público a consumir el producto Beatle y el producto McCartney, lo cual naturalmente es muy beneficioso para el artista.

Como he dicho antes, también es interesante observar como una operación de marketing distrae al gran público de los problemas y conflictos que tenía la banda. Mientras más críticos eran, mas “indicios reveladores” se aireaban, solo para incrementar la venta de los discos y tratar de tener un respiro económico para preparar el próximo disco, hasta que la disolución fue irremediable.

Hemos hablado solamente de publicidad y simulación, de marketing y reciclaje de un producto cultural, hemos hablado también de una reinvención de una banda que se estaba quedando detrás ante el surgimiento de mejores músicos y compositores. Eso es todo. Final.

Charlie Bravo
Foto: Tomada del blog de Matt Tauber.

Nota.- Esta serie de 12 trabajos de Charlie Bravo se publicaron originalmente en el blog de Zoé Valdés y se reproducen con autorización de Zoé y de Charlie.

Leer también: DC5, y de Luis Cino, Lou Reed y Hootchie Coochie Man.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Pete Best


Pete Best nació en Madrás, India, en el seno de una familia colonial inglesa. Su padre pereció en la Segunda Guerra Mundial, y la familia se trasladó a Liverpool a bordo del ultimo barco transportador de tropas que abandonó la India. Tras la travesía de cuatro semanas, la familia llegó a puerto británico y comenzaría así la nueva vida del niño.

Corría el año 1945, y aunque Inglaterra era parte de la alianza vencedora, el paisaje de la ciudad de Liverpool estaba plagado por las cicatrices de las heridas de la guerra, había edificios bombardeados, racionamiento alimentario, pobreza e inválidos de guerra por doquier.

La casa familiar tenía un sótano de grandes dimensiones y Mona Best, la madre de Pete, decidió convertirlo en un club: nacía asi el Casbah Coffee Club, donde un día tocaría la batería Pete Best con su banda The Black Jacks. Su música y su carisma personal llevaron a que el club tuviera una membresía de cerca de mil jóvenes, y esta popularidad llevó a un grupo de músicos a tocar la puerta para ganarse un puesto en el escenario.

Eran John Lennon, Paul McCartney y George Harrison. Se llamaban en aquel entonces los Quarrymen, y no tenían un baterista fijo. Tampoco trajeron a un tímido joven llamado Stu Stucliff, que tocaba la guitarra y también en el bajo con ellos. Esto ocurría en 1960, y los tres recién llegados, aparte de pedir espacio en el escenario, pidieron a Pete Best que ocupara el asiento de baterista con ellos. Pete accedió, y tocó con ambas bandas, la suya propia y los Quarrymen.

Al cabo de unos días, los recién llegados pidieron a Pete sentarse en una prueba como baterista -ya tocaba con ellos, sin embargo- para aceptar una serie de contratos en los clubes de Hamburgo. Para Pete, que era un estudiante brillante, esta era una oportunidad dorada, pues pondría en práctica sus calificaciones sobresalientes en idioma alemán, aparte de poder viajar a la Europa continental y materializar su sueño como músico.

Los otros no habían terminado la escuela, y de un modo u otro, el sueño era solamente musical, sin otra curiosidad. En Alemania, Pete se desliga un poco de la banda al expresar que no tenía interés en las drogas ni en las amistades adquiridas, se llevaba mejor con Stu Stucliff y con su novia alemana.

Era ya un forastero dentro de la banda, y no participaba de muchas de las correrías de los otros muchachos en los distritos de luz roja en la ciudad de Hamburgo. Leía y se retiraba. Al final, fueron deportados de Alemania por intento de incendio, y por que George Harrison no tenía edad suficiente para un permiso de trabajo.

Stu Stucliff se quedó en Alemania con su novia, y el bajo de la banda fue entregado a Chas Newby, colega de Pete Best en los Black Jacks. Días mas tarde, un McCartney consumido de celos por Chas Newby se quedaría como bajista de la nueva agrupación.

La suerte parecía sonreír a Pete Best, pues consiguieron un contrato con el cantante Tony Sheridan, quien les contrató para que fueran su banda acompañante en la grabación de un disco.

Poco sabía Best que sus días estaban contados, desde el momento en que los Beatles consiguieron tiempo para grabar como una banda independiente. Los productores de la banda decidieron que su habilidad como baterista era insuficiente y en lugar de usar un músico de estudio, como era habitual en la época, se tomó la decisión radical de echarlo de la banda.

Los demás integrantes de la banda tenían ya pensada esta acción y utilizaron al manager Brian Epstein para hacer el trabajo sucio: fue él quien debió llamar a Pete Best y decirle que había sido puesto en la calle. Los tres han reconocido que fue un acto de egoísmo y cobardía, pero ninguno de ellos ofreció una disculpa personal a Best, que se retiró deprimido a su casa.

Para más desgracia, su mejor amigo, Neil Aspinall, se había enredado con su madre y le daría un medio hermano que él terminaría criando como hijo propio, Vincent Roag Best. La nube negra sobre la cabeza de Pete Best solo había comenzado a crecer.

El nuevo baterista Ringo Starr y sus antiguos compañeros de banda no perdían oportunidad para decir cuán mal baterista era Best, supuestamente. Se corrieron todo tipo de rumores para hablar de su expulsión, desde que su pelo y su estilo de vestuario no se ajustaban a lo determinado por la banda, hasta que era alcohólico y drogadicto –fue Best el único que se libró de estas plagas de todos los músicos que integraron la banda. En realidad, hubo una componenda de celos, porque el buen ver de Best atraía mas chicas que la cara de adolescentes acabados de salir del baño de los otros tres.

Pete Best jamás cobró un centavo por su participación en las primeras grabaciones de los Beatles. Incluso se dio el crédito a Ringo Starr. El único pago que recibió fue en forma de insultos y difamaciones en una entrevista a los Beatles en Playboy: John Lennon declaró que Best se la pasaba enfermo y que ellos habían buscado a Ringo para sustituirle, Ringo dijo que la enfermedad de Best se debía al consumo de drogas.

En lugar de amedrentarse por la fama de sus excolegas, Best hizo lo que tenía que hacer y puso una demanda al grupo y la revista, la cual ganó. Paul McCartney ha reconocido que fue él quien inspiró la conspiración para sacar a Best de la banda, diciendo que no era un baterista de toque fuerte.

En realidad, hay varios testimonios donde mujeres que estuvieron involucradas con los miembros de la banda dicen que Best era el más atractivo como hombre y que por tanto McCartney estaba celoso de su éxito con las mujeres. Afligido, Best se retiró momentáneamente de la música y se dedicó a trabajar en una oficina de empleos del gobierno local.

Más tarde, accedería a sentarse de nuevo a la batería, y a partir del 1988 hasta la fecha, ha actuado con su propia banda, the Pete Best Band, de la cual forma parte su hermano menor también, con un éxito modesto y sin más pretensiones que ofrecer diversión al público que asiste a sus conciertos.

La justicia vendría a encontrarle cuando en 1995 se publicó la Antología de los Beatles, por esa colección de discos le habría sido pagada una fuerte suma del dinero que le correspondía que nunca antes había visto. Aunque le dieron crédito, su fotografía solo aparece en un espacio menor de la portada del álbum.

Pete Best ha dicho ser fan de su antigua banda, y ha dicho también que si bien jamás habló de nuevo con ninguno de ellos, tiene todos sus discos. En fin, que la dignidad se impone sobre el ego y la traición, por muy famosos que sean los traidores.

Charlie Bravo
Video: Pete Best en la entrevista que en julio de 2013 le hiciera la emisora comunitaria inglesa 6 Towns Radio City.